Algunos usuarios pueden experimentar alivio en cuestión de minutos, mientras que otros pueden tardar un poco más dependiendo de la naturaleza y el nivel de incomodidad. Los resultados son únicos para cada consumidor.