Asegúrese de que las áreas de la piel a las que aplica el producto estén limpias. Tome una pequeña cantidad en los dedos y frote profundamente en el área (s) que desea buscar alivio. Si se necesita más producto, repita según lo desee.